Las actividades intergeneracionales crean nuevos lazos entre personas mayores y otros grupos generacionales, como los niños y los jóvenes, y ayudan a fomentar el sentimiento de utilidad y autonomía, a la vez que potencian los hábitos saludables y el intercambio de conocimiento, para desterrar los estereotipos asociados a la edad.

¿Conoces los beneficios de las acciones intergeneracionales?

  1. Promueven el envejecimiento activo, al participar en actividades con niños con vitalidad.
  2. Mejoran la autoestima, al proporcionar un rol de utilidad social a la persona mayor.
  3. Potencian la empatía y la socialización en personas mayores en riesgo de soledad no deseada.
  4. Propician el intercambio de experiencias y la trasmisión de tradiciones y cultura popular.
  5. Mejoran las capacidades cognitivas y la memoria de los mayores al entrar en contacto con los niños.
  6. Modifican la percepción que los niños tienen de las personas mayores y el proceso de envejecimiento.
  7. Reducen los síntomas de depresión al crearse un vínculo afectivo entre generaciones.
  8. Refuerzan áreas de trabajo terapéutico como las funciones comunicativas, sensoriales o funcionales.
  9. Aumentan el sentimiento de responsabilidad social entre los niños y jóvenes.
  10. Impulsan valores, modelos positivos y actitudes humanistas gracias a la trasmisión de experiencias.

 

Cómo benefician las acciones intergeneracionales a niños y personas mayores

 

¡Síguenos en redes sociales para mantenerte al día sobre consejos de cuidado de personas mayores, cursos y novedades del sector Sociosanitario! Nos vemos en Facebook, Twitter y LinkedIn.