La empresa Caser Residencial va a reforzar su centro para personas mayores ubicado en San Andrés de Rabanedo (León) , con la construcción de un nuevo edificio con unidades especializadas y una unidad de convivencia. La compañía del grupo asegurador Caser tiene previsto poner en marcha las nuevas instalaciones este verano. Se estima que supondrá la creación de unas 80 plazas, una cifra todavía estimativa, de las que 16 serían unidades de convivencia.

Las unidades de convivencia en residencias de mayores son un modelo importado de los países nórdicos que está comenzando a aplicarse en Castilla y León. “Se trata de habilitar, en el entorno del centro, pequeños hogares en los que las personas mayores se sienten confortables y siguen manteniendo su autonomía. Sus usuarios cuentan con la cercanía, la asistencia y el apoyo de un profesional cualificado. Cada unidad cuenta con habitaciones, cocina y sala de estar”, explican fuentes de la compañía.

Este modelo de atención procura a las personas mayores una extensión de su proyecto de vida y facilita la integración de la familia y los amigos en su día a día. La persona mantiene su iniciativa haciendo tareas cotidianas relacionadas con la limpieza, su ropa o las comidas, decidiendo qué hacer y como ocupar su tiempo y cuenta además con el apoyo de profesionales, que recibirán formación especializada de acuerdo a este modelo.

Caser Residencial León, en San Andrés de Rabanedo, es un centro libre de barreras arquitectónicas que atiende a personas mayores con diferentes grados de dependencia en un ambiente agradable. Cuenta además con un centro de día y facilita servicios a personas dependientes en su domicilio. Un equipo de profesionales atiende y brinda servicios sociosanitarios a 120 residentes y a 30 usuarios del centro de día y a sus familias.

Recientemente, la alcaldesa de San Andrés de Rabanedo, Mª Eugenia Gancedo; y el primer teniente alcalde, Miguel Angel Flórez Alcoba; han visitado las obras en compañía del director general de Caser Residencial, Valentín García; la directora de la residencia, Sonia Sierra; y el arquitecto Alberto Martínez.

Fuente: Alimarket.es