En la sesión, celebrada en la sede del IMSERSO, intervino Ester Gómez Caballero, Coordinadora de Enfermería de la residencia Amavir Valdebernardo (Madrid)

 20 de noviembre de 2017.- La Coordinadora de Enfermería de la residencia Amavir Valdebernardo (Madrid), Ester Gómez Caballero, ha sido una de las ponentes que ha participado este pasado viernes, en la sede del IMSERSO en Madrid, en la V Jornada sobre Sujeciones del programa “Desatar” de CEOMA (Confederación Española de Organizaciones de Mayores). El acto inaugural de la jornada corrió a cargo de la Directora General del IMSERSO, Carmen Balfagón, y la Presidenta de CEOMA, Carmen García.

Para CEOMA, el uso de sujeciones en residencias de mayores es todavía un problema sin resolver, por lo que desde esta organización se siguen poniendo esfuerzos para lograr su eliminación. El objetivo de estas jornadas es seguir concienciando acerca de esta necesidad, exponiendo buenas prácticas ya desarrolladas en distintas residencias que pueden servir como estímulo para el resto.

Para CEOMA, el trabajo en seguridad física pasiva es una de las claves para poder prescindir de las sujeciones y mantener una cuota de seguridad razonable para las personas que viven en residencias. Prevenir y manejar de la mejor forma las conductas más desafiantes y disruptivas que las personas con demencia muestran en las residencias, permite evitar las sujeciones físicas y hacer un uso más racional de los fármacos psicotrópicos. Las propuestas de CEOMA para que los centros sean más amigables con las personas con demencia, tanto en aspectos ambientales como organizativos, de cuidados y de respuesta a las conductas con aproximaciones no farmacológicas, han contribuido de forma sustancial a lograr escenarios libres de sujeciones en decenas de residencias.

Trabajar para lograr la erradicación de las sujeciones en un centro se ha visto como un motor de mejora con gran capacidad de influir en múltiples procesos asistenciales, ambientales y organizativos, produciéndose una gran transformación, que influye incluso en la cultura de la organización, lo que permite inferir que los centros libres de sujeciones son un estándar de calidad y que son centros mucho más amigables para las personas con demencia.

En esta jornada se ha puesto el foco en los aspectos más determinantes del uso de sujeciones: las caídas, los síntomas conductuales desafiantes y los factores que influyen en que se den más o menos, como los ambientales y organizativos. Se ha hablado de aspectos físicos que influyen en el riesgo de caídas y en sus consecuencias, así como de diferentes características que pueden hacer a los centros más amigables con las personas con demencia, conociendo de la mano de quienes han liderado los procesos “Desatar” cómo ha sido su experiencia y cómo lo han logrado en sus centros. Además, se profundizó en el modelo asistencial que propicia el abordaje individualizado y humano necesario para lograr centros libres de sujeciones, del modelo de atención centrada en la persona y de un factor que influye fuertemente en esa práctica en las residencias: la aplicación de sujeciones en los hospitales.

Para desarrollar todos esos contenidos, se ha contado con expertos en desatar de distintas disciplinas, que aportaron su visión específica con la óptica de su propio trabajo diario. Se contó asimismo con una persona de referencia en el modelo de atención centrada en la persona, con expertos en estrategias para prevenir caídas en residencias y especialmente sus peores consecuencias, profesionales que han estudiado las características ambientales de las residencias que más influyen en la incidencia de caídas, así como expertos en terapias no farmacológicas y profesionales que están participando en el proyecto de centros más amigables para las personas con demencia. Se finalizó con una ponencia sobre lo que se está trabajando en el ámbito de los hospitales al respecto del uso de sujeciones.

 

Fuente: AMAVIR