El 100% de los residentes recibirá la misma calidad en la atención farmacéutica y en las mismas condiciones.

La Generalitat, a través de la colaboración entre la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública y la Conselleria de Igualtat i Polítiques Inclusives, ha diseñado el programa Resi-EQIFar, un nuevo modelo de prestación farmacéutica para las personas que se encuentran en residencias de mayores, tanto públicas como privadas, dirigido a garantizar la equidad en la atención y mejorar la calidad de la misma, aumentando la eficiencia en el proceso farmacoterapéutico.

El nuevo modelo, ha sido presentado por la consellera de Sanitat Universal i Salut Pública, Carmen Montón, y la directora general de Servicios Sociales y Personas en Situación de Dependencia, Mercé Martínez, tras la reunión que han mantenido dentro del grupo de trabajo sobre coordinación sociosanitaria en materia de farmacia, uno de los ocho grupos creados entre ambos departamentos para avanzar en el desarrollo conjunto de políticas sociosanitarias.

Esta nueva fórmula -de la que se han sentado las bases y que, una vez se preparen todos los mecanismos destinados a ponerla en marcha, arrancará en enero de 2018- contempla que todos los residentes (unas 27.300 personas) dispondrán de una atención y seguimiento farmacoterapéutico individualizado que será realizado a través de los 65 nuevos puestos de trabajo de farmacéutico especialista en farmacia hospitalaria de los hospitales de referencia de cada residencia.

Los medicamentos serán adquiridos y preparados en un único punto (el servicio de farmacia del hospital La Fe de Valencia) donde se centralizará la adquisición, preparación y distribución de las dosis unitarias individualizadas a cada uno de los centros residenciales, con independencia de su naturaleza pública o privada, o su número de camas.

Es decir, el 100% de los residentes recibirá la misma calidad en la atención farmacéutica y en las mismas condiciones.

Carmen Montón ha destacado que “el principal objetivo del nuevo modelo de prestación es garantizar la equidad de todas las personas residentes de la Comunitat, ya que abarca tanto a centros públicos como los de titularidad privada”. La titular de Sanitat ha explicado que el modelo “presenta un nuevo paradigma organizativo basado en los principios de equidad farmacoterapéutica, calidad del proceso asistencial e integración de la prestación farmacéutica del ámbito sociosanitario en el ámbito asistencial”.

Este modelo aportará una mayor calidad al proceso asistencial al permitir en el 100% de las prescripciones la validación farmacéutica especializada previa a la dispensación, es decir, la revisión de los tratamientos para evitar interacciones o duplicidades y, de esta forma, mejorar la seguridad del paciente.

Además, también permitirá el seguimiento farmacoterapéutico de todos los pacientes y la identificación, prevención y resolución de los problemas relacionados con los medicamentos en los pacientes polimedicados. Asimismo el modelo aportará la identificación de los tratamientos mediante sistemas de verificación electrónica que rendundará en mejoras de seguridad.

Ahorro estimado de 13 millones de euros

El nuevo modelo de gestión de la adquisición de los medicamentos a través de un servicio de farmacia hospitalaria, más la eficiencia que aporta la gestión de compras y los concursos públicos, junto con la centralización del proceso de preparación de medicamentos, entre otros aspectos, aportará un ahorro anual estimado a la Generalitat de 13 millones de euros.
A todo ello, se añaden otras ventajas como la integración de la prestación farmacéutica sociosanitaria en la prestación asistencial con el objetivo de mejorar la continuidad asistencial en el proceso asistencial o la disposición de la historia farmacoterapéutica de las personas residentes en la historia clínica sanitaria.

Las oficinas de farmacia también aportarían valor a este modelo, por ejemplo, en la dispensación de los medicamentos que se encuentren fuera de la Guía Farmacoterapéutica o en la preparación y dispensación de fórmulas magistrales entre otros aspectos.

Actualmente el modelo de prestación farmacéutica es mixto, es decir, que tan solo las personas residentes en centros de titularidad pública (el 14% del total) reciben sus medicamentos en dosis unitarias semanales y a través de los servicios de farmacia sociosanitarios.

Con el nuevo modelo se mejorará la calidad de la atención, unificándola, y todas las personas en residencias de mayores recibirán una atención equitativa, de calidad y eficiente.

Fuente: inforesidencias.com